17/02/2021 Antonio Ruiz

Meseguer: “El Mirandés es un club ideal para mí”

El centrocampista es una de las sensaciones de la categoría en el año de su debut en Segunda, en un equipo que se ha colado en la zona alta de la tabla.

En poco más de un año, Víctor Meseguer ha dado un paso de gigante en su trayectoria. Del filial del Real Murcia, Tercera División, a la categoría de plata con el CD Mirandés. Los de Anduva son una de las gratas sorpresas de la competición y nuestro jugador es pieza importante en los esquemas de su técnico. Hablamos con Meseguer para saber un poco más de cómo está viviendo su debut en el fútbol profesional:

Lo primero, ¿cómo le va por Miranda?
La verdad que muy buen, estoy contento con la ciudad y con los compañeros. Se ha unido todo para hacer un buen año.

¿Mucho cambio respecto a su vida en Murcia?
Sí, ya no sólo por tema Covid-19. Allí estaba con mi familia y mis amigos y aquí estoy sólo, ha sido un cambio radical. La situación actual no invita tampoco a salir mucho, así que la mayoría del tiempo libre estoy en casa. Cuando se ha podido he visitado ciudades como Bilbao y Vitoria. También han venido a verme mis padres, mi novia y algunos amigos.

En el aspecto deportivo, todo está saliendo a pedir de boca.
Sí. Para ser sincero, no me esperaba tener tanta continuidad en mi primer año en Segunda División. Todo está yendo muy bien. Ojalá no cambie nada y consigamos el objetivo de la permanencia lo antes posible. Somos una plantilla joven y si nos acompañan los resultados podemos mirar para adelante.

Dos goles y fijo para el entrenador. ¿Qué le pide?
Que le dé equilibrio al equipo ya que tenemos jugadores muy ofensivos. Yo soy más posicional, por lo que mi función es equilibrar al bloque. Intento hacerlo lo mejor posible y aprovechar la oportunidad que me da el cuerpo técnico cada semana.

Es un fútbol muy diferente al que practicaba en el Real Murcia. ¿Le costó adaptarse?
Sí, el estilo del Mirandés es más combinativo, el año pasado con el Real Murcia era un juego más directo. También la categoría es diferente, ahora te exige más, no cometer prácticamente errores porque los rivales pueden sacar mayor provecho. Me costó adaptarme al inicio, sobre todo en el ritmo de entrenamientos y partidos.

¿Cómo es el Mirandés como club?
Es muy familiar, todos muy cercanos: directiva y trabajadores. Eso te da confianza y genera muy buen ambiente, te facilita el día a día.

¿Ayuda no tener tanta presión?
Quizá no tengamos la presión del entorno como en otros clubes, pero sí la que nos ponemos nosotros. Queremos que sea máxima porque será mejor para el grupo y eso se nota en nuestro juego. Todos somos intensos, aquí corremos todos.

¿Cómo fue el primer contacto?
Fue bastante pronto, a través del director deportivo, Chema Aragón. Tras el parón por Covid la temporada pasada. Se puso en contacto con Joaquín Vigueras y nos comentó que estaba interesado en que formase parte del nuevo proyecto.

¿Por qué se decide por el Mirandés?
Tenía varias propuestas en Segunda, pero no eran tan atractivas como la del Mirandés. Era un lugar perfecto para hacer buen año, coger continuidad y compartir vestuario con gente joven. Tomé la decisión correcta.

¿Le recuerdan mucho que fue el fichaje más caro del club?
Es una cosa que me comentan mucho. No lo veo como presión, me lo tomo como un reto personal.

¿Y cuál es la clave del buen año del equipo?
La intensidad que ponemos en cada partido, tanto en ataque como en defensa. Todos vamos a una. Somo buenos con balón, intentamos salir jugando desde atrás y con velocidad muy peligrosos.

¿Dónde ve al equipo al final de temporada?
Nuestra meta es la permanencia, no hay duda. Pero una vez lograda, que espero que sea lo más pronto posible, veremos dónde podemos llegar.

Cuando analiza cómo le está yendo y echa la vista atrás: ¿un momento clave?
La llegada de Adrián Hernández al Real Murcia. Apostó por mí y me dio la oportunidad en el primer equipo. Me hizo demostrar lo que valía.

¿Y una persona fundamental en su trayectoria?
Javi Motos, es mi padre futbolístico. Siempre recibo buenos consejos, lo tuve como entrenador durante tres temporadas. A día de hoy sigo hablando con él, me hace ver dónde tengo que mejorar. Es un gran apoyo.

Cuando acaba un partido, ¿la primera persona a la que llama?
A mi padre o a mi madre. Siempre me dicen que he sido el mejor y que soy muy guapo (risas). Es que soy su hijo, qué van a decir.

Un sueño que le gustaría cumplir…
Jugar en Premier League, pero a día de hoy está muy lejos…